Foro Cursos Ciencia DONAR Iniciar Sesión

Nuevas Evidencias Demuestran que los Agujeros Negros Controlan la Formación Estelar

Al principio, los agujeros negros eran sólo una solución teórica a la teoría de la gravedad de Einstein. Eran inevitables en algunas circunstancias. Fue a principios de los años 60, con el descubrimiento de los cuásares en 1963, cuando los agujeros negros se convirtieron en una realidad para los astrofísicos. Hoy en día se da por sentado que los agujeros negros existen al menos en dos formas diferentes. Los científicos creen que los agujeros negros de masa estelar son el punto final de la muerte de algunas estrellas, y los agujeros negros supermasivos son el resultado de coalescencias en los centros de la mayoría de las galaxias, incluida la nuestra.

Sin embargo, como demostró Nassim Haramein en su teoría, los agujeros negros son mucho más que un gran vacío en el espacio que absorbe todo su entorno. De hecho, las ecuaciones de la solución Haramein-Rauscher para la ecuación de Einstein, están mostrando que estos objetos astrofísicos están produciendo más materia de la que absorben. Y curiosamente, un reciente artículo publicado en Nature el 1 de enero de 2018 está impulsando la idea de que los agujeros negros son el actor principal en la formación de las galaxias.

Discurso de Nassim Haramein sobre los agujeros negros en la última reunión de delegados en Diciembre de 2017:

El equipo dirigido por Ignacio Martín-Navarro, de los Observatorios de la Universidad de California, descubrió el papel de los agujeros negros al estudiar la dinámica de las galaxias. Sabemos que los agujeros negros supermasivos, con masas de más de un millón de veces la del Sol, habitan en los centros de todas las galaxias masivas. El problema es cómo estos agujeros negros supermasivos interactúan con la formación de estrellas en nuestro Universo local.

Relación de dispersión entre la masa del agujero negro y la velocidad estelar. La dispersión de la velocidad estelar de las galaxias (σ) está estrechamente correlacionada con la masa de su agujero negro supermasivo (M•).

Una forma de resolver esta cuestión es observando las velocidades y la masa de estos objetos. De hecho, la masa de los agujeros negros supermasivos (M•), escala con la dispersión de la velocidad estelar (σ) de sus galaxias anfitrionas. Curiosamente, este gráfico muestra que las galaxias con agujeros negros sobremasivos tienen agujeros negros centrales más masivos de lo esperado, mientras que las galaxias con agujeros negros inframasivos albergan agujeros negros supermasivos relativamente ligeros. La distinción entre estos dos tipos de galaxias nos permite evaluar el papel de la actividad de los agujeros negros en la formación estelar, ya que la cantidad de energía liberada en una galaxia es proporcional a la masa del agujero negro.

"Se trata de la primera prueba observacional directa en la que podemos ver el efecto del agujero negro en la historia de la formación estelar de la galaxia".

Jean Brodie, profesor de astronomía y astrofísica de la UC Santa Cruz.

A partir de este estudio, los investigadores informaron de que las historias de formación estelar de las galaxias masivas cercanas, medidas a partir de sus espectros ópticos integrados, dependen de la masa del agujero negro supermasivo central. Estos resultados indicaron que la masa del agujero negro se ajusta a la tasa de enfriamiento del gas en el Universo primitivo. El subsiguiente enfriamiento de la formación estelar tiene lugar antes y de forma más eficiente en las galaxias que albergan agujeros negros centrales de mayor masa. La relación observada entre la masa del agujero negro y la eficiencia de la formación estelar se aplica a todas las generaciones de estrellas formadas a lo largo de la vida de una galaxia, lo que revela una interacción continua entre la actividad del agujero negro y el enfriamiento de los bariones.

"Hay diferentes formas en las que un agujero negro puede expulsar energía a la galaxia, y los teóricos tienen todo tipo de ideas sobre cómo se produce el apagado, pero hay que seguir trabajando para encajar estas nuevas observaciones en los modelos".

Aaron J. Romanowsky, Observatorios de la Universidad de California.

Investigar la conexión entre la formación estelar y la actividad de los agujeros negros ha sido uno de los mayores retos observacionales. Estos últimos resultados han utilizado la relación entre la masa de los agujeros negros y las historias de formación estelar para mostrar que la evolución de la formación estelar en las galaxias masivas a lo largo del tiempo cósmico está impulsada por la actividad de los agujeros negros. Esto conduce a un nuevo enfoque en el que puede haber un origen causal para las relaciones de escala observadas entre las propiedades de las galaxias y la masa de los agujeros negros.

Continúa leyendo en: https://phys.org/news/2018-01-supermassive-black-holes-star-formation.html

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.