Foro Cursos Ciencia DONAR Iniciar Sesión

Una Perturbación en el Campo

Por: Dra. Amira Val Baker, Astrofísica de Resonance Science Foundation

El campo magnético de la Tierra parece estar cambiando y los geólogos no saben por qué.

Al igual que la mayoría de los sistemas giratorios, como las estrellas y los planetas, se supone que el campo magnético de la Tierra se genera a través del movimiento de fluidos conductores de electricidad, como un núcleo de hierro líquido, como se cree que es el caso de la Tierra. En un mundo idealizado de la "física", el campo magnético se alinearía con el eje de giro. Sin embargo, la realidad es que el campo magnético de la Tierra está alineado en un ángulo de 11 grados con respecto al eje de giro, rondando en algún lugar de Canadá. La ubicación exacta es variable y en los últimos 180 años el polo norte magnético ha ido migrando hacia el noroeste con movimientos de hasta 25 millas por año.

La variación de los polos es normal y, en algunos casos, puede dar lugar a una inversión completa de los mismos. Esto puede verse en las huellas magnéticas almacenadas en las rocas antiguas, que muestran que los polos se han invertido cada 200.000 a 300.000 años durante los últimos 20 millones de años. El último cambio se produjo hace unos 780.000 años, por lo que hay quien dice que ya nos toca un cambio de polos. Si se produjera un vuelco, nuestra brújula norte apuntaría hacia el polo sur y viceversa. Esto podría dar lugar a cierta confusión, especialmente para los animales con brújulas internas, como las aves. Además, cuando se ha producido un giro en el pasado, se ha asociado con un debilitamiento temporal del campo, lo que eliminaría la capacidad del escudo protector de la Tierra y nos expondría a mayores niveles de radiación. 

La comprensión del campo magnético en todas sus complejidades ha ido progresando con el continuo desarrollo de simulaciones por computador, pero aún queda mucho camino por recorrer para avanzar en nuestra comprensión y alcanzar un modelo predictivo satisfactorio.

El Modelo Magnético Mundial (MMM) utiliza estas simulaciones informáticas para representar espacialmente el campo magnético de la Tierra. Todos los sistemas de navegación modernos dependen de él, desde los sistemas que dirigen los barcos en el mar hasta los mapas de Google en los teléfonos inteligentes. Su precisión es primordial y por ello se actualiza cada 5 años para tener en cuenta las últimas variaciones. La próxima actualización estaba prevista para 2020, pero últimamente el campo magnético ha cambiado tan rápida y erráticamente que hay que actualizarlo ahora, y la actualización está prevista para finales de este mes.

En la perspectiva de la física unificada, todos los campos y fuerzas son el resultado de una dinámica toroidal fundamental. La magnitud de la fuerza y los efectos asociados del campo dependerán de las características del sistema y, por tanto, tendrán una importancia variable. La Tierra está girando y, por tanto, tendrá un campo magnético que puede medirse en términos del par ejercido. Normalmente, el campo magnético estará alineado con el eje de giro del planeta o sistema giratorio. Sin embargo, tanto las perturbaciones internas como las externas podrían afectar a la simetría local y global y a la alineación general, que es lo que podríamos estar experimentando ahora. Quizá el enfoque de la física unificada pueda ayudar a arrojar algo de luz sobre estas complejidades. 

 

Artículo: https://www.nature.com/articles/d41586-019-00007-1#ref-CR1

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.